Novedades del sitio

Andragogía arte y reto

 
 
Imagen de RODRIGO  PUMA
Andragogía arte y reto
de RODRIGO PUMA - jueves, 19 de enero de 2017, 09:17
 

ANDRAGOGÍA ARTE Y RETO

 Andro

La capacitación dirigida a los adultos, es todo un reto en donde no solamente intervienen el conocimiento, la técnica, la metodología, sino una serie de habilidades cuyo afán es conseguir los objetivos planteados, convirtiéndose en todo un arte, similar a lo que hace  un pintor: crea una obra de arte y finalmente a través de ella logra transmitir sus emociones, sus sentimientos.

Al estar inmersa en el área de la capacitación he tenido la oportunidad, constantemente de presenciar este proceso y consecuentemente  reflexionar y sacar como conclusión que el aprendizaje dirigido a los adultos es  un verdadero arte y un importante reto. Por las aulas del Instituto de Capacitación Municipal, pasan constantemente adultos que requieren capacitarse en diferentes temas; y frente a esa necesidad uno de los objetivos de quienes formamos parte del Instituto es buscar profesionales que tengan el conocimiento, la técnica adecuada, pero sobre todo poseedores de ese arte.

Tarea bastante complicada si consideramos que los adultos tenemos un cúmulo de conocimientos, vivencias, experiencias, capacidades, habilidades, destrezas, limitaciones, y algo fundamental el aspecto actitudinal, característica propia de cada uno de los seres humanos, que sin duda influye en el aprendizaje, además el aspecto social, económico y cultural en el que nos desarrollamos, son factores que intervendrán a la hora de intercambiar conocimientos.

La experiencia, es quien permite afirmar que en los procesos de aprendizaje la imposición tiene una respuesta negativa, siendo esta más evidente en la  edad adulta, además con el aparecimiento de nuevos conocimientos, tecnologías, y procedimientos; el temor se incrementa hacia lo desconocido, a la probable ruptura de prácticas tradicionales y a la salida inevitable de la “zona de confort”.

 

Es ahí que interviene la andragogía, como arte, cuyo afán reside básicamente en que el adulto decida por convicción propia adentrarse en nuevos conocimientos, en aprender a desaprender y reaprender. Pero ¿cómo lograr vencer estos obstáculos?; sin duda que el facilitador/capacitador tiene un rol sumamente importante, un reto que alcanzar, en donde el dominio del tema a tratar juega un papel preponderante, acompañado de creatividad, sumado al arte de poder incentivar, serán factores fundamentales que permitirán estimular el aprendizaje.

Finalmente un aspecto que no debe descuidarse en el proceso de la capacitación es el que el aprendizaje deberá estar enmarcado en la realidad cotidiana, en la necesidad de superación, sentida por cada individuo, aspectos que favorecerán sin duda a promover un desarrollo de sus habilidades y destrezas, mejorando de esta manera su productividad en beneficio personal e institucional.

Atentamente,

Marisol Sánchez 

datos1